{Web Novelas}
¡Hola!

Te gusta escribir, leer, etc sobre tus artistas o deseas mostrar una creación sin ellos y compartir con nosotras esa experiencia.
ÚNETE A WEB NOVELAS Y SI YA ESTAS CON NOSOTROS...¿QUE ESPERAS?, AYA ABAJO ESTAN LAS OPCIONES, SOLO ES CUESTION DE UN CLICK DE TU PARTE.

¡Advertencia!

NO puedes ver un tema del foro antes de un registro. Si te unes no debes olvidar que debes estar activ@.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» "Inesperado"
Vie Mar 13, 2015 11:55 am por Sofi_Belieber

» ♥ ♪♫ Somos normales..​...o eso es lo que parece ♥ ♪♫ (niall horan y tu)
Lun Feb 23, 2015 8:20 am por Sam_Payne1D5H

» Maybe it's too late
Mar Feb 03, 2015 7:13 pm por ZoeBett

» Capitulo 4
Dom Feb 01, 2015 12:03 am por ZoeBett

» PROTOCOLO.
Lun Dic 29, 2014 5:12 am por Joana Sabbagh

» New girl on the road
Lun Dic 29, 2014 5:11 am por Joana Sabbagh

» Hola, chica Nueva por aqui
Jue Dic 18, 2014 11:42 am por ZoeBett

» ¡Mucho gusto a todos/as las/os miembros del foro!
Lun Oct 06, 2014 10:16 pm por Jiyuu99

» Hola soy nueva
Vie Ago 22, 2014 10:03 pm por Shelley.

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Vie Ago 08, 2014 12:32 am.

Maybe it's too late

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Maybe it's too late

Mensaje  ZoeBett el Jue Dic 18, 2014 11:36 am

SINOPSIS
Después de un intento de suicidio, Zoe Bett de 17 años decide que lo mejor es irse al otro polo y alejarse de su familia y de su apuesto novio “Ryan”; pero Zoe nunca imagino que en su “nueva vida” iba a conocer a un chico tan caliente como Ethan y vaya que había conocido chicos calientes; y lo que menos esperaba era que este mismo chico le hiciera la vida imposible; en cada oportunidad la humillaba, excluía o calumniaba.
Ethan Campbell, luce como el típico chico malo, es guapo, sexy, y bromista, le encanta intimidar a los chicos nuevos, solo por un tiempo, pero con Zoe todo es distinto, el simplemente no puede parar de hacerla sentir mal.
Cuando Ethan y Zoe tienen que trabajar juntos en una asignación, Ethan descubre que sus bromas hacia Zoe han ido demasiado lejos, y hará lo que sea necesario para reparar el daño, pero lo que él no sabe es que Zoe está rota hace mucho. ¿Podrá Ethan traer de vuelta a la antigua Zoe o ya será demasiado tarde?

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 1

Mensaje  ZoeBett el Jue Dic 18, 2014 4:00 pm

CAPITULO 1
Zoe


Estoy segura que este no es uno de los mejores días de mi vida, mi apuesto novio haciendo trabajos mientras yo me quedo encerrada en esta horrible casa con mi hermanastro y su mejor amigo- murmulle mientras entraba a la cocina por un vaso de agua.

¿Pero a quien tenemos aquí? - Preguntó Jasón a su mejor amigo Derek, mientras yo rodaba los ojos.

Mi querida hermanastra Zoe – Dijo divertido

Déjame en paz- siseé, mientras llenaba el vaso con agua.

Tranquila –Dijo a punto de estallar en risas- ¿por qué no estás con tu perfecto novio "Ryan"?- dijo en todo burlón - ¿acaso ya se canso de ti y te abandono? - tranquila Zoe no caigas en su juego, me dije a mi misma - porqué todos sabemos que eso es lo que siempre te pasa, primero tu Papá luego tu...- Basta- dije - tu Mamá- dijo, y pude ver la diversión en sus ojo; era todo lo que podía aguantar y le avente el agua de mi vaso en la cara.

¿Qué demonios te pasa Zoe?- la voz de mi padre me sorprendió desde atrás.

Papá, puedo explicarlo - dije mientras giraba.

Acaso te has vuelto loca- gritó de nuevo.

Hija de perra –espectó Jasón mientras se secaba la cara

Lo puedo explicar Papá- dije enojada

No me expliques nada, ya veo que el abandono de tu Madre te afecto más de lo que pensaba- Dijo cansado, mientras mi paciencia llegaba al límite.

Ella NO me abandono- Dije con impaciencia.

Si, lo hizo- interrumpió Jasón

Tu, hijo de perra déjame en paz si no quieres que te...-grite antes de que mi Padre me callara.

Ya basta Zoe, no puedes ir agrediendo a las personas a tu antojo- dijo irritado

Pero, ¿porque siempre te pones del lado de él, Papá?, él ni siquiera es tu hijo- dije sollozando

Vete a tu cuarto Zoe, ahora mismo- Espetó

Te odio- dije mientras salía de la cocina.

Yo: Ryan, te necesito, ya sé que estas estudiando, pero acabo de tener otra discusión con mi padre y con el estúpido de Jasón, y no quiero quedarme aquí, por favor dime que puedo ir a tu casa.

Escribí entre lágrimas; mientras esperaba su respuesta, fui a lavarme la cara y empacar algo de ropa, ni loca pensaba venir a dormir aquí esta noche. Revise mi celular por tercera vez y aun no tenia respuesta de Ryan, considerando que ayer después de seis meses le di mi virginidad, supongo que puedo ir a su casa sin avisar, de todos modos siempre dice que sí.

Agarre mis cosas y salí de casa ignorando los gritos de mi adorado padre, cuando llegue donde Ryan, todo estaba cerrado supuse que estaba encerrado estudiando, así que tome la llave de emergencia y entre, pero cuando abrí la puerta de su cuarto me lleve la sorpresa de mi vida, mis ojos no podían estar más abiertos, era él, era Ryan, el amor de mi vida, el chico más popular y ardiente del colegio, el que juro estar siempre a mi lado, el que siempre me defendía de mi estúpido hermanastro; teniendo relaciones sexuales con Layla la chica más popular en todo el colegio. Mi corazón se hundió al verlos y estuve a punto de caer al suelo.

No, esto no me puede estar pasando a mi – chille mientras mi vista se volvía borrosa - por favor que esto sea una pesadilla- rogué.

No me di cuenta cuando ambos se sentaron, solo reaccione cuando los escuche a ambos reírse a carcajadas, ¿que era esto, una cámara escondida? Cuando vi la risa torcida de Ryan todas mis suplicas se fueron abajo, ¿acaso estaba feliz de verme sufrir? ¿Porque me hacia esto?

Como si leyera mi mente, Ryan hablo- ¿Que pasa Zoe?, Tanto te sorprende que me este acostando con Layla, después de que ayer me entregaras tu valiosa virginidad - rio fuerte, mientras yo me llevaba la mano a la boca, para silenciar un sollozo - acaso creíste que iba a esperar seis meses para tener sexo, que inocente eres- Layla intentaba ocultar su risa.

Cómo pudiste – Chille sin poder creerlo

¿Acaso aun no lo entiendes?- Preguntó Ryan con una sonrisa de satisfacción en su cara.

Nunca me quisiste- dije desilusionada.

Claro que no Zoe - dijo- todo eso fue para molestar a Jasón - mis piernas empezaron a temblar, no lo podía creer, este no era el Ryan que yo conocía.

-Ningún hombre en sus cinco sentidos se metería voluntariamente con una Tonta como tú, Zoe, entiéndelo.

Que hice yo para merecer esto- susurre

No lo sé Zoe, pero lo que sea que hayas hecho tuvo que ser muy malo, porque está claro que ni siquiera tus padres te quieren - Ryan y Layla rieron al unísono - en ese momento me rompí, salí corriendo de casa de Ryan, con el corazón literalmente hecho pedazos, llegue a casa en un mar de lagrimas y como era de esperarse olvide mis llaves al salir, así que toque el timbre; Mi madrastra Victoria abrió la puerta y casi se desmaya al verme- Zoe ¿qué te paso?- dijo, un poco demasiado fuerte para que todos los de la casa escucharan, yo solo subí corriendo a mi habitación

Me metí en mi cama y llore, llore porque mi madre me había abandonado ocho meses atrás, antes de irse con su nuevo novio a la Patagonia y me había prometido que volvería por mi tan pronto se instalara, ¡sí, claro! Reí con amargura; llore porque mi padre quería más a su nueva familia que a su propia hija, llore por que la única persona que me había apoyado durante los últimos seis meses, solo me había utilizado para molestar a mi hermanastro, llore por qué no tenía a nadie, llore por que no le importaba a nadie, llore por mí, llore hasta que no quedaba una sola lagrima dentro de mí.

Llevaba más de una hora llorando, gritando y aventando todo, y aun así mi padre no había tocado ni una sola vez a mi puerta, ni mi padre ni nadie, ni siquiera sabía por qué esperaba que lo hicieran, no le importaba a nadie, lo mejor era acabar con este sufrimiento de una vez por todas, me pare de la cama y busque el bisturí que habíamos usado en el laboratorio para abrir el corazón de una Vaca, ya estaba decidido iba acabar con mi vida. Había planeado suicidarme días antes de conocer a Ryan, luego empecé a salir con él y deseche el plan; pero este era el momento para retomar mi decisión

Cuando lo encontré no lo pensé ni un segundo lo puse sobre mi muñeca e hice el corte más preciso en toda mi vida, grite ante el intenso dolor pero no me importaba,  al fin y al cabo nadie iba a venir a ver que me pasaba, repetí el corte ya no tan preciso en mi muñeca derecha y me hipnotice con el color rojo oscuro que salía de ellas, el frío me invadió y luego nada, luego vi a Jasón aparentemente gritando, pero no escuchaba nada; luego nada de nuevo, luego Victoria llorando; luego nada, luego un pasillo blanco con Doctores; Luego nada.

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 2

Mensaje  ZoeBett el Jue Ene 15, 2015 4:53 pm

CAPITULO 2
Zoe.

De repente empecé a sentir un fuerte dolor de cabeza, y los ojos pesados no podía abrirlos de inmediato, lo primero que vino a mi cabeza fue- ¿ya morí?- pero cuando mi vista se volvió más clara, me di cuenta que estaba en un cuarto, tenía las muñecas vendadas y estaba sobre una camilla, definitivamente no estaba muerta; pero ¿en que había fallado?, si todo lo tenía planeado, Me obligue a recordar, cuando alguien me saco de mis pensamientos al abrir la puerta, y de inmediato lo recorde todo.

Hijo de perra -intenté gritar, lastimosamente solo se escucho un susurro - Jasón se sorprendió al verme despierta y se acerco, lo único que puede notar fue su mirada de preocupación, y las bolsas debajo de sus ojos. Pero eso no me hacia olvidar que el estúpido me había salvado la vida.
¿Por qué lo hiciste Jasón, por qué? –me queje, Jasón tomo mi mano, y me miro a los ojos. Ese idiota no merecía que te quitaras la vida, Zoe- en ese momento entro mi padre.

Como te sientes Zoe- dijo con la voz neutra de siempre.

Mal – respondí Eso pasa cuando las personas intentan quitarse la vida.

Ja, ja, ja, no me digas- dije sarcásticamente- si no fuera por Jasón probablemente estaría en un mejor lugar.

Estas consciente de que necesitas ir con psiquiatra, verdad- dijo severamente.
No, papa lo que yo necesito es largarme de este mundo para siempre- dije irritada

No digas eso- dijo Jasón Bueno entonces necesito largarme de esta ciudad para siempre, cuando van a entender que no soy feliz, déjame ir ¡por favor!

Que pasa contigo Zoe- dijo mi padre serio -no tienes a nadie más en el mundo solo a nosotros, Tu familia.

¿Mi familia?, papa mi familia, -me reí sarcásticamente- la familia es la que se preocupa por ti y te apoya en todo momento -Zoe- interrumpió mi padre-no, Papá ustedes claramente no se preocupan por mi y en ningún momento me han apoyado, te lo advierto de una vez, si no me dejas largarme de este horrible lugar, voy a volver a intentarlo, hasta que por fin lo consiga, tú decides- dije en tono amenazante.

Horas después, mi padre vino a mi habitación con la psiquiatra del hospital, ¡santo cielo! este hombre cuando va a entender que no necesito ese tipo de ayuda. Ella intento persuadirme con que no debía huir de mis problemas y que debía enfrentarlos, pero en ese punto ya nada me importaba, podía hablar mil horas de lo mismo y yo no iba a cambiar de opinión.

Papa, por favor por el amor que me tienes, corrijo por la lastima me tienes, tienes que dejarme ir, llama a Mamá y pídele que me lleve con ella, ella me prometió que volvería por mí una vez se hubiera instalado, ocho meses son suficientes para instalarse, por favor por lo que más quieras Papá- supliqué

Zoe no es tan fácil como parece- dijo rindiéndose Claro que lo es Papá, solo tienes que llamarla- dije rodando los ojos. Veré que puedo hacer- dijo soltando un bufido, mientras yo sonreía en agradecimiento.

Más tarde vino mi padre con Jasón, y no pude ignorar su cara de pesar cuando me miro, Zoe, hija, yo de verdad lo siento- era la primera vez que me llamaba hija- pero tu madre, no responde el celular y su novio tampoco.

No puede ser; justo ahora que la necesitó- dije decepcionada- puedes intentar una vez más, por favor- pedí. Mi padre solo asintió y salió del cuarto, dejándome sola con Jasón.

¿Y tú a que viniste; a reírte de mi situación?- dije, molesta.

Vengo en son de paz, Zoe -dijo, cosa que me tomo por sorpresa -quiero ayudarte.

Acaso vas a ir hasta la Patagonia a pedirle a mi Madre que responda su teléfono - dije con sarcasmo.

No, Zoe, los dos sabemos que tu mama no va a responder, nunca lo hace- me miro, con tristeza y yo suspire

Si, es cierto, pero todo esto es por tu maldita culpa, ¿por qué no me podías dejar ahí? Jasón-dije con rencor, dudo unos segundos y dijo- Se que no parece, Zoe pero yo de verdad te aprecio y si te trataba mal, era para que entendieras, que ese idiota del que te enamoraste no te convenía, pero hiciera lo que hiciera tu nunca lo entendías; lo siento si me excedí.

No, me importa Jasón, ya es demasiado tarde- dije, con expresión desinteresada, aunque por dentro no podía creer lo que había dicho, este definitivamente no era el Jasón que yo conocía.

Zoe, solo quiero ayudarte- dijo arrepentido

Okay, Jasón, entonces ayúdame a suicidarme, de verdad, ya nada tiene sentido para mí – exigí

No, Zoe te voy ayudar a encontrar un lugar a donde irte, piensa, debe haber algún familiar tuyo por ahí- dijo decidido.

No, Jasón la única persona que me podía ayudar, tiene el celular apagado- reí triste por mi mala suerte.

Tengo una idea, busquemos entre tus contactos, debe haber alguien, solo que no lo recuerdas- dijo mientras se para a buscar mi celular, sonreí de manera sincera, por su intención de ayuda, este chico de verdad había tenido un lavado de cerebro; Jasón leyó cada uno de los contactos de mi celular y empezaba a frustrarse al ver que lo único que yo respondía era "no'" "tampoco" "menos" " no sé quien es". A pesar que le insistí en varias ocasiones que termináramos con eso, no se rindió. Y de verdad me sentía agradecida por su, ayuda.

¿Oliver Martínez?- pregunto frustrado No- respondí cansada.

Okay, ¿Olivia Smith? - pregunto.

Tampoco-dije de verdad cansada.

Okay, y que tal...- en ese momento lo recordé, Olivia Smith era la prima segunda de mi madre. ¡Sí, es ella! - exclame emocionada.

Querrás decir él, ¿Parker?, ¿es de tu familia?- dijo desconcertado

No, tonto, Olivia, Olivia Smith, es prima lejana de mi madre - lo dije muy emocionada, Jasón me dio la sonrisa más grande que jamás nadie me había dado.

Viste, te lo dije- rio, con incredibilidad. Bueno y que esperamos, tenemos que llamarla- dijo mientras oprimía llamar.

¿Qué? ¿Ahora? - grite sin querer.

Claro, ahora, tenemos que confirmar que este si es su número - alguien, respondió en el celular y Jasón puso voz seria - Hola, si quería saber si este aun es el numero de Olivia Smith - nos miramos, esperanzados. -sí, claro soy yo, respondió ella- Jasón y yo nos sorprendimos positivamente y por poco gritamos de emoción - un momento, le voy a comunicar a alguien- dijo, dándome una sonrisa.

¿Yo?, ¡no!, no sé qué decir- dije asustada.

Solo dile quien eres- dijo alzando los hombros. Tome el celular

Yo: Hola - dije tímida.

Olivia: Hola, ¿quién habla?

Yo: Soy Zoe Bett, tal vez no lo recuerdes, pero mi madre Carolina y yo solíamos visitarte en Utah.

Olivia: No lo puedo creer, claro que te recuerdo querida, como están tu madre y tú. - dijo con voz alegre.

Yo: Bueno, es una larga historia, y sé que va a sonar muy grosero pero, necesito tu ayuda" - dije apenada

Olivia: Que pasa querida, te oyes algo preocupada-Suspire

Yo: necesito, que me recibas en tu casa, Olivia, de verdad si no lo necesitara tanto, no te estaría molestando - dije sincera, mordí mi labio mientras ella respondía.

Olivia: Claro que si cariño, eres bienvenida en mi casa - dijo sin dudarlo

Yo: ¿sí?, dijo que si, Jasón - empecé a brincar sentada en mi cama, me sentía como una niño cuando le dicen que lo van a llevar al parque de diversiones, simplemente no lo podía creer, Jasón no se quedaba atrás, me abrazaba y sonreía, luego recordé que Olivia seguía en el teléfono.

Yo: ¿Olivia?, Perdón, es solo que me alegra mucho tu respuesta, te prometo que no te vas arrepentir- dije sonriendo agradecida.

Olivia: Oh, no te preocupes Cariño, solo hazme saber cuando vienes - dijo tiernamente.

Yo: Hasta pronto- colgué

Por fin veía una luz al final del túnel, no podía estar más agradecida con Jasón por insistir tanto con lo de los contactos. -Gracias, Jasón- lo abrace, el solo asintió devolviéndome el abrazo, de verdad se preocupaba por mí, lo pude notar en su mirada, su interés por verme bien era sincero; lástima que me lo hizo entender cuando ya era demasiado tarde, si hubiera sido así desde un principio podría quererlo como si fuera mi hermano.

Cuando llegamos a casa, todo estaba decorado con globos, flores y un gran letrero de "Bienvenida a casa"; Victoria con una gran sonrisa me halo a un abrazo fuerte, y yo no pude evitar sorprenderme, ¿qué les pasaba a todos? ¿Porque ahora son tan hospitalarios? cuando los últimos ocho meses me han tratado como a una cucaracha, lo siento victoria pero una vez más, es demasiado tarde, el daño está hecho.

Mientras cenábamos, mi Papá reclamo mi atención- Zoe- miro a todos con nerviosismo- intente llamar a tu Madre de nuevo, pero no contesta, por favor no creas que no lo he intentado- sonreí ante su preocupación.


No te preocupes Papá, ya no la necesito- Victoria y él me miraron confundidos.

Acaso ¿cambiaste de opinión? ¿Te vas a quedar? -Pregunto mi Papá esperanzado.

No, gracias a Jasón me pude comunicar con La prima de mi Madre, Olivia y ella me permitirá quedarme en su casa en Utah - dije con tranquilidad, mi padre de verdad estaba sorprendido -oh- fue lo único que pudo exclamar, antes de volver a ser el mismo padre inexpresivo de siempre

- así que, ¿que vas hacer con el Colegio, simplemente lo vas abandonar?- dijo serio.

Claro que no Papá, por si no lo sabes en otros estados también hay colegios - dije poniendo mis ojos en blanco –y, no creo que tengan problema por que ingrese seis meses después del periodo normal, considerando mis buenas calificaciones- dije en tono de suficiencia

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 3

Mensaje  ZoeBett el Jue Ene 15, 2015 4:56 pm

Capitulo 3

2 meses después.
ZOE

Imbécil-espete, cuando  la bandeja de mi almuerzo cayó al suelo, luego de que Ethan tirara un  balón directamente hacia ella; como siempre, salí de la sala y me dirigí a mi casillero por el suéter que tenia de repuesto, ya era costumbre cambiarme una o dos veces, pues el imbécil siempre encontraba la manera de derramar algo sobre mí.

Ugh como odio a este sujeto, no entiendo que hice para merecer esto, llevo un mes en esta escuela y desde el primer dia he sido víctima de sus bromas y burlas, hasta donde tengo entendido siempre le hace lo mismo a los chicos nuevos y luego los deja en paz; yo sigo deseando que ese día llegue, sus bromas cada vez son peores y no creo que pueda aguantar una humillación más de su parte.


Luego de cambiarme, me dirijo a clase de Matemáticas, mi suerte no podría ser mejor, el Señor Holt, no ha llegado y esto le da una oportunidad a Ethan para lanzar una de sus bromas.

Bonito suéter Bett- grito Ethan en mi dirección, decidí ignorar su comentario, a estas alturas ya estaba demasiado frustrada como para prestarle atención.

Por suerte Matemáticas es la última clase del día, salgo de clase y me dirijo afuera con pasos rápidos, no quiero que Ethan me alcance y haga alguna de sus bromas.

La casa de la Tía Olivia que a unos 20 del instituto y me gustaría decir que es mi decisión ir caminando, pero la verdad no tengo opción, mi honorable padre no considera necesario darme un auto y la Tía Olivia necesita el suyo para ir a trabajar y no me puede recoger.

Emprendo mi camino, a casa, sola como siempre, gracias a Ethan no tengo amigos o por lo menos conocidos, todos me evitan, pues temen caer en  su radar.

Mis hombros se tensan cuando escucho un auto frenar en seco -Genial-me digo a mi misma, cuando veo a Ethan y a sus amigos.

Pero ¿a quién tenemos aquí chicos?-dice Ethan con voz divertida.

Mi instinto de supervivencia me grita  que corra, pero para el momento en que me decido Ethan ya estaba de pie frente a mí y no hay nada que mi metro sesenta y cinco pueda hacer contra su metro ochenta, así que decido esperar lo que viene.

Mira, un nido de hormigas;  estas de suerte Bett- Grito la perfecta Julia.

En el momento que escuche hormigas, mi corazón se detuvo, soy alérgica a las hormigas, la última vez que una me pico, termine en un hospital con dificultad para respirar; salí de mi shock cuando sentí las manos de Ethan alzarme del piso y comprendí lo que planeaba hacer, el pánico me invadió y le rogué que no lo hiciera, vi la duda en sus ojos, sin embargo sus amigos los seguían animando.

Por favor, no- dije una vez más sollozando, la duda había desaparecido de sus ojos, y lo hizo, me tiro sobre el nido, y salió huyendo. Me puse de pie inmediatamente y no lo dude ni un segundo, quite mi zapatos y posteriormente mi pantalón, ahora lleno de hormigas, sabía que no tenía mucho tiempo y que cuando llegara a casa probablemente tendría la cara tan hinchada que ni siquiera podría hablar; con los pelos de punta cogí una de las hormigas, y corrí a casa.


Zoe, ¿qué te ha pasado?¿te encuentras bien?- grito mi tía, con pánico;  abrí la mano y le mostré la hormiga, para ese momento, ella ya me estaba subiendo al auto para llevarme al hospital.

Me sentía terriblemente mal, me era muy difícil respirar. Pero me negaba rotundamente a desmayarme. Tenía miedo que en el hospital descubrieran las cicatrices de mis cortadas y armaran todo un drama por ellas; tenía que permanecer consiente para tratar de ocultarlas. Hace unos días Olivia las vio y casi se desmaya, no la culpo; Algunas eran resientes;  le dije que eran de cuando intente suicidarme, y como es un tema tan delicado, me creyó y nunca lo volvió a mencionar; sin embargo esa historia no la creería ningún médico.

Después de pasar el resto de tarde en el hospital; con una intravenosa en el brazo. El médico por fin me deja volver a casa; con un día de incapacidad; algunas recomendaciones y varios antihistamínicos.

Perfecto, puedo descansar un poco y prepararme para la humillación que me espera, después de prácticamente haberme quitado los pantalones frente a Ethan y su manada.

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 4

Mensaje  ZoeBett el Sáb Ene 17, 2015 2:37 pm

Ethan

Está bien lo admito, me he obsesionado con Zoe Bett; simplemente no puedo dejar de humillarla frente a toda la escuela; me siento satisfecho, tal vez es por la manera en que sus impactantes ojos azules se entrecierran mientras sisea "imbécil".

Esta vez es diferente, en sus ojos solo veo pánico, mientras me suplica que no la tire en el nido de hormigas; la duda invade mi cuerpo.

Por favor, no- Dice sollozando; me siento mal, pero si no lo hago yo, uno de ellos lo hará por mí, y eso solo hará que mi grupo de amigos, "mi manada" como los llamo; duden de mi liderazgo; eso es algo que no puedo permitir. Así que lo hago. Me subo al auto y piso el acelerador; como el cobarde que soy; por el espejo retrovisor veo cuando se pone de pie, se quita los pantalones y empieza correr; soy un maldito bastardo; como pude hacerle eso. Acelero aun más con la esperanza de que mi manada no vea, el espectáculo que Zoe acaba de dar.

Veinte minutos después he dejado a mis amigos en sus respectivas casas y me tumbo en el sofá; a pensar que fue lo que paso, ¿por qué su cara de pánico? y ¿por qué se quito los pantalones? ¿Es posible que una persona le tema tanto a las hormigas como para hacer eso? Y de repente vino a mí.

Y, ¿si es alérgica? - dije asustado- ¡Dios mío!, por favor no- salgo lo más rápido que puedo en mi auto y me dirijo al lugar donde la deje, tal vez se desmayo antes de llegar a su casa y nadie la ha ayudado.

Llego al lugar y solo encuentro sus pantalones y sus zapatos, ¡perfecto! corrió sin zapatos hasta su casa, estoy jodido, definitivamente iré al infierno por esto. Los meto en el auto y me dirijo a su casa, me servirán como excusa para saber si se encuentra bien. Toco varias veces el timbre, pero nadie atiende, miro por la ventana y todo se encontraba apagado, tal vez esta en el hospital o tal vez, solo fue  un pequeño susto y se encuentra en el centro comercial; comiendo helado con sus amigos. Me tranquilizo a mi mismo; aunque se perfectamente que no tiene ni uno.

Al parecer, Bett por fin se cambio de escuela. Después de la broma de ayer, no la he visto, y no asistió a ninguna de las clases que tomamos juntas- dice Julia, mientras le muestra sus uñas a Briana. Finjo que no me interesa y respondo.

De pronto se cambio a otra clase, y se está escondiendo de nosotros ¡ya sabes! Es una cobarde- y lo digo yo, el más cobarde de este pinche mundo - tarde o temprano aparecerá.

Nunca he estado tan emocionado por asistir a clase de Matemáticas, pero la verdad necesito preguntarle al señor Holt; si sabe algo de Zoe, la duda me estaba comiendo vivo.

Mis esperanzas desaparecen, cuando el señor Holt, llama a Zoe; obviamente no se ha dado cuenta que no se encuentra en la clase. Pone una "x" y sigue llamando a lista.

Señor Holt, podemos saber que le paso a Zoe; hoy no ha asistido a ninguna clase - ni siquiera me doy cuenta cuando eso sale de mi boca; idiota me digo a mí mismo.

Señor Campbell, si no sabe usted que es su compañero, menos voy a saber yo; ¿que no ve que me acabo de dar cuenta que no asistió?... Esta juventud- dice refunfuñando.

¿Por qué preguntas por esa tonta?- susurra Julia molesta.

Estaba tratando de resolver tu duda- es lo único que se me ocurre, así que no digo nada más.
-------------------------------------------------------------------------------
Hoy Zoe asistió a clases, sentí un gran alivio, cuando la vi; por lo menos no murió pensé, de bienvenida, tropecé "accidentalmente" con ella; sus libros y su café cayeron al suelo.

Ups- digo provocando la risa de todos, y por primera vez desde que iniciamos la escuela; me ignora, no entrecierra los ojos, no sisea un "imbécil", nada; ella simplemente se agacha, recoge sus libros y su vaso y sigue como si nada hubiera pasado. Raro.

Silencio, jóvenes- Grita el señor Holt; irritado por nuestra falta de atención- hoy he traído los ejercicios que deberán resolver para la nota final; son exactamente 150...– aghhh- responden todos, decepcionados- la buena noticia es que será en parejas- Bien- todos empiezan a buscar sus parejas- Señores- interrumpe el señor Holt- las parejas las escojo yo- ¿Qué?, No- gritamos todos- No está en discusión y punto.

El primer equipo-dice el Sr. Holt mientras revisaba la lista- Es Julia Smith y Nathan Harries- Genial, mi mejor amigo y mi "mas" que amiga trabajando juntos. Estoy cruzando los dedos para que me toque con Briana o Leah.

El equipo siguiente es Zoe Bett,  y - revisa su lista- Ethan Campbell- todos quedamos en shock.

Exijo que se vuelva hacer- suelto antes de que pueda detenerlo.

No hay repetición- responde Holt- y debería agradecer que su pareja sea Zoe, teniendo en cuenta su promedio, señor Campbell- Se escucha una silla correrse y la puerta cerrarse fuertemente; Zoe, sale corriendo, sorprendiéndonos a todos.

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 5

Mensaje  ZoeBett el Mar Feb 03, 2015 7:12 pm

ZOE
Estoy decidida a ignorar a Ethan y su manada, las pastillas para la alergia me permitieron tener una buena noche de sueño; así que no voy a permitir que me arruinen el dia. Tal vez si hago esto, se va a cansar y me va a dejar por fin en paz.
Un empujón me saco de mis pensamientos; mis libros y café cayeron al suelo, ni siquiera tengo que levantar la mirada para saber quién es. Respira Zoe.
Ups- dice el imbécil. Respira Zoe. No lo miro, recojo mis libros y el vaso del café y me voy. Punto para mí.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Silencio, jóvenes- Grita el señor Holt; irritado por nuestra falta de atención- hoy he traído los ejercicios que deberán resolver para la nota final; son exactamente 150...– aghhh- responden todos, decepcionados- la buena noticia es que será en parejas- Maldita sea- susurro, mientras todos empiezan a buscar sus parejas- Señores- interrumpe el señor Holt- las parejas las escojo yo- ¿Qué?, No- gritamos todos- No está en discusión y punto.
El primer equipo - dice el Sr. Holt mientras revisa la lista- Es Julia Smith y Nathan Harries- Genial, dos menos; cruce los dedos debajo de la mesa para que no me tocara con ninguno de los de la manada. No me gusta trabajar con nadie. Pero si es obligatorio que por lo menos no me toque con ninguno de ellos.
El equipo siguiente es Zoe Bett,  y - mi cuerpo se enfrió - Ethan Campbell- mierda, esto no puede ser posible. Tiene que ser una maldita pesadilla.
Exijo que se vuelva hacer- dice Ethan. Hijo de puta. Esto es más de lo que puedo soportar; yo debería ser la que pida el cambio.
No hay repetición- responde Holt- y debería agradecer que su pareja sea Zoe, teniendo en cuenta su promedio, señor Campbell. Agarre mis cosas y salí corriendo, dejando a todos en Shock.
Dios mío porque  me pasan estas cosas a mi - grite. Ugh mire al cielo para evitar que mis lágrimas de impotencia se derramaran.
No volví a clase; en vez de eso me senté a pensar que podía hacer para no tener que reunirme con Ethan. Cuando sonó el timbre me dirigí inmediatamente a la salida. No quería encontrármelo de nuevo ni a él ni a sus estúpidos amigos.

ZOE- Gritaron detrás de mí; en el momento que me di la vuelta supe que había sido un gran error.
Mierda- susurre, me di la vuelta y seguí caminando un poco demasiado rápido.
Que, aparte de tonta, ¿sorda?- Frene en seco. Como se atreve este idiota.
¿Qué?- dije mientras volteaba de nuevo.
Así que; en tu casa, ¿a qué horas? - mi boca cayo abierta.
¿Estás loco?, ni en mil años idiota. El trabajo lo voy hacer YO sola- hice énfasis en el yo- no te preocupes, no quiero problemas con el Sr. Holt, así que pondré tu nombre en él.- explique, mientras recuperada el aliento y me volteaba. Una mano agarro mi brazo lo suficientemente fuerte para detenerme; pero lo suficientemente delicado para no lastimarme.
De verdad que eres tonta, no creas que estoy muriendo por trabajar contigo- Dice mirándome- el Sr. Holt se quiere asegurar de que en realidad trabajemos en grupo, así que en cada clase, va a pedirle a un integrante del grupo que pase al frente a resolver un ejercicio- dice algo molesto- en vista de que yo no entiendo ni mierda de esto, me veo obligado a trabajar contigo- rueda los ojos-Así que, ¿a qué horas?- rápidamente analice mis opciones; si iba a mi casa me iba a sentir incomoda, pero estaría en mi terreno; si voy a la de él, estoy perdida
3:30. Ya sabes llegar-dije y me fui.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Odio al Sr. Holt. Como se atreve hacerme esto; toda la escuela ha sido testigo del Bullying que sufrido por parte de Ethan; incluso el primer día Ethan me puso zancadilla y tropecé con el Sr.Holt quien derramo su café sobre los dos, en vez de regañarme a mi; fue directo a Ethan para llevarlo a Dirección. Me sentí triunfante; hasta que Ethan se vengo empujándome escaleras abajo. Tuve un esguince de tobillo y nunca más trate de acusarlo; porque sabía que la venganza iba a ser peor.
Mi teléfono  vibro; una llamada de Papá; lo último que necesitaba.
-Hola Padre-  dije fingiendo entusiasmo.
-Hola, Zoe; ¿cómo va todo? Estas rindiendo en las clases; recuerda el compromiso- dice a través del teléfono.
-Bien. Si. Claro que lo recuerdo- las conversaciones con mi Padre nunca duraban más de un minuto. Así que él hacia todas las preguntas y yo le daba todas las respuestas en un tiempo récord.
Bien, Olivia me contó que te pico una hormiga. ¿Que fue exactamente lo que paso? Porque tengo entendido que te mantienes a metros de ellas.- Mi Papa hablaba más con la Tia Olivia que conmigo.
-No, lo sé; simplemente me pico. Pero ya estoy bien- dije despreocupada.
-Está bien, tengo que irme. Te hablo luego
-Okay- colgué.
Esto era lo que me faltaba para que mi día fuera perfecto. Llegue a casa, comí algo y me fui dormir. De verdad la medicina para alergias da mucho sueño, me sentí como un Zombie toda la mañana. El timbre de la puerta me despertó, me pare de la cama con un ojo cerrado y el otro abierto, ya saben para conservar el sueño. El timbre volvió a sonar.
Ah, ya voy- Refunfuñe. Me ponía de mal genio cuando alguien me despertaba.
Abrí la puerta, mientras cubría mis ojos de la luz del dia- ¿Qué pasa?- dije enojada, sin ver aun quien era.
Pasa...-Me desperté de inmediato- que estoy timbrándote hace como mil horas y tu no abrías la maldita puerta-Sonaba enojado.
Lo..Lo siento, lo olvide-Dije apenada.
¿Puedo pasar o no?- Demando. Mi ogro de hace unos minutos volvió.
-Mira idiota, esta es MI casa; así que no te voy a permitir que me trates como se te dé la gana- le cerré la puerta en la cara. Lleve mis manos a mi cara. ¿Que he hecho?, lo arruine todo. Ahora solo queda esperar su venganza; seguramente me cortara en pedacitos y me echara a un río, o al mar. Ojalá sea al mar nunca lo he conocido y me gustaría poder hacerlo. El timbre sonó repetidas veces y yo deje de divagar.
-¿Qué?- Grite frustrada cuando abrí la puerta. Me empujo un poco y entro como sin nada.
-¿Qué te pasa idiota?- dije frustrada.
-¿Eres tonta? Vine para que adelantemos trabajo; recuerdas a las 3:30.- respire profundo, ya no tengo más paciencia.
-Sí, y no me importa quiero que te vayas de mi casa- dije apretando los dientes; él me miro como si me hubieran salido tres cabezas.
-¿Estás loca? No voy a reprobar por tu maldita culpa- dice medio gritando.
-Me vale mierda si repruebas o no. Yo no pienso tolerar tu estúpida actitud fuera del colegio y no voy a trabajar contigo- dije superando un poco su tono anterior.
El rió fríamente- De verdad eres tonta. No creas que estoy muriendo de ganas por trabajar contigo. Pero no puedo reprobar esta materia, así que vas a tener que trabajar conmigo.
-Pues te jodiste porque no lo voy hacer- dije cruzándome de brazos y recostándome contra la pared. Dios de donde está saliendo tanta valentía- pensé. Antes de que pudiera reaccionar, estaba frente a mí con sus brazos a cada lado de mi cabeza.
-Ya te dije que tenemos que hacerlo- siseo y yo me asuste.
-Y yo ya te dije que no lo haré- susurre, mientras miraba su cara que empezaba a ponerse roja. Respiro profundo, mientras yo retenía el aire.
-Cuando yo digo que se hace; se hace, pequeña hija de puta- me sorprendí y mis ojos se empezaron a llenar de lágrimas- y ya te dije que no voy a reprobar por tu maldita culpa - su voz llena de ira. Pero esta vez yo no iba a ceder.
-Ya te dije que NO lo voy hacer; lárgate de mi casa y arréglatelas como puedas - Grite mientras salía de su agarre. En sus ojos vi ira pura y tenía toda la intención de venir por mí, pero no lo hizo. se llevo las manos a la cabeza.
Esto no se va a quedar así- Amenazo y se fue. Con mis temblorosas manos cerré la puerta y me pegue a ella. Tenía miedo de su venganza.

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 6

Mensaje  ZoeBett el Mar Feb 03, 2015 7:13 pm

ETHAN


Por nada del mundo, puedo reprobar esta materia. No me encanta la idea de trabajar con Zoe; pero cuando toca, toca.
En vista de que Zoe no volvió a entrar a clases y sé que hasta que no suene el timbre. No la dejaran salir. Me apresuro  a buscarla. Doblando la esquina veo el inconfundible cabello rubio de Zoe. Así que medio corro alcanzarla.
ZOE- Grito, detrás de ella, se da la vuelta y susurra algo que no entiendo. Sorprendiéndome se da  la vuelta de nuevo y empieza a medio correr.- Tienes que estar jodiendome -Justo cuando decido ser simpático - aunque sea por conveniencia-esta tonta sale corriendo de mi. Esta mal de la cabeza.

¿Qué?, aparte de tonta, ¿sorda?- Frena en seco. Lo sabía, si la trataba como siempre. Se iba a detener.
¿Qué?- dice mientras voltea de nuevo.
Así que; en tu casa, ¿a qué horas? - Digo despreocupado;  considerando mi físico, las chicas de la escuela nunca se niegan a una visita mía. Y Zoe obviamente no va a ser la excepción.
¿Estás loco?, ni en mil años idiota. El trabajo lo voy hacer YO sola- hace énfasis en el yo- no te preocupes, no quiero problemas con el Sr. Holt, así que pondré tu nombre en el.- No lo voy a negar; hirió mi ego y en otra circunstancia seguramente la hubiera dejado ir. O tal vez no. ¿Cómo se atreve a rechazarme, a MI Ethan Campbell? La agarro del brazo para detenerla.
De verdad que eres tonta, no creas que estoy muriendo por trabajar contigo- Digo mirándola- el Sr Holt se quiere asegurar de que en realidad trabajemos en grupo, así que en cada clase, va a pedirle a un integrante del grupo que pase al frente a resolver un ejercicio. En vista de que yo no entiendo ni mierda de esto, me veo obligado a trabajar contigo- ruedo los ojos-Así que, ¿a qué horas?- veo la duda en sus ojos, un minuto después, habla.
3:30. Ya sabes llegar-Y se va. Mujeres, suspire.
-----------------------------------
-Hola, Mamá- grito cuando entro a mi casa.
-En la cocina, Cariño- Desde que mi Papá, se fue "Voluntariamente", mi Madre pasa la mayoría de su tiempo en la cocina. Ama cocinar; y yo amo verla feliz. Le doy un beso en la mejilla.
-¿Qué tal, el Colegio?-si supiera, que tengo un promedio bajo. Se preocuparía; y una recaída es lo último que necesitamos.
-Todo bien, a las 3:30, debo ir hacer un trabajo con una amiga- Casi me ahogo cuando dije "Amiga".
-Me alegra que todo esté bien, Cariño. Estoy muy orgullosa de ti.
-Gracias, Ma- Me dirijo a mi cuarto.

---------------------------

Toco el timbre una vez más. Estoy frustrado, llevo más de cinco minutos timbrando y nadie atiende. ¿Quien se cree esta estúpida, para ponerme a esperar? De repente una Zoe literalmente dormida; abre la puerta. Lleva un no tan diminuto short y no puedo evitar mirar sus piernas; mientras sus ojos se adaptan a la luz del sol.
- ¿Qué pasa?- dice enojada, sin siquiera mirarme.
-Pasa...-Su expresión cambia de inmediato. Como si le hubieran echado agua fría- que estoy timbrandote hace como mil horas y tu no abrías la maldita puerta-Estaba enojado.
-Lo..Lo siento, lo olvide-Dice sonrojándose un poco. ¿Qué demonios está pasando conmigo? Nunca antes he sido tan consciente de sus expresiones. Saco toda esa mierda de mi cabeza.
-¿Puedo pasar o no?- Demando.
-Mira idiota, esta es MI casa; así que no te voy a permitir que me trates como se te dé la gana-y me cierra la puerta en la cara. Esta mal de la cabeza. No se va a deshacer tan fácilmente de mí. Timbro muchas veces para que me abra.
-¿Que?- Grita frustrada cuando abre la puerta. La aparto un poco y entro.
-¿Qué te pasa idiota?- dice enojada.
-¿Eres tonta? Vine para que adelantemos trabajo; recuerdas a las 3:30- Le recuerdo.
-Sí, y no me importa quiero que te vayas de mi casa- dice apretando los dientes; ¿Qué?, esta mujer está loca. ¿Qué pasa con la chica estúpida que sufre mis bromas en el Colegio? ¿Se la llevaron los extraterrestres?
-¿Estás loca? No voy a reprobar por tu maldita culpa- digo medio gritando.
-Me vale mierda si repruebas o no. Yo no pienso tolerar tu estúpida actitud fuera del colegio y no voy a trabajar contigo-dice gritando. Me ha retado tantas veces hoy, que ya perdí la cuenta. Lo que ella no entiende es que a mi NADIE, me reta.
Río fríamente- De verdad eres tonta. No creas que estoy muriendo  por trabajar contigo. Pero no puedo reprobar esta materia, así que vas a tener que trabajar conmigo- Siempre que me propongo algo lo consigo y esta no va a ser una jodida excepción.

- Pues te jodiste porque no lo voy hacer- dice cruzándose  de brazos y recostándose contra la pared. Que conste que le di la oportunidad. Antes de que pueda reaccionar, estoy  frente a ella con ambos brazos a cada lado de su cabeza. Que Dios me ayude, porque en este preciso momento quiero estrangularla.
-Ya te dije que tenemos que hacerlo- siseo.
-Y yo ya te dije que no lo haré- susurra. La ira está tomando control sobre mí. Respiro profundo.
-Cuando yo digo que se hace, se hace, pequeña hija de puta- Ya no tengo control. - y ya te dije que no voy a reprobar por tu maldita culpa- Mi voz llena de ira. Estoy  viendo rojo.
- Ya te dije que NO lo voy hacer; lárgate de mi casa y arréglatelas como puedas- Grita mientras sale de mi agarre. La bestia dentro de mí, quiere ir por ella. Pero no la dejo. Yo no soy como él.
Esto no se va a quedar así- Amenazo y me voy.
De camino al auto, le pongo un mensaje a Nathan. Para que se reúna conmigo en la entrada del Colegio. Esa pequeña Perra no sabe con quién se está metiendo. La venganza empieza ahora mismo. Va a tener que venir rogando de rodillas para que haga el trabajo con ella. Y yo estaría dispuesto a rechazarla si no la necesitara.

Vas a pagar Zoe- digo, todavía alterado.

ZoeBett

Mensajes : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe it's too late

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 2:02 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.