{Web Novelas}
¡Hola!

Te gusta escribir, leer, etc sobre tus artistas o deseas mostrar una creación sin ellos y compartir con nosotras esa experiencia.
ÚNETE A WEB NOVELAS Y SI YA ESTAS CON NOSOTROS...¿QUE ESPERAS?, AYA ABAJO ESTAN LAS OPCIONES, SOLO ES CUESTION DE UN CLICK DE TU PARTE.

¡Advertencia!

NO puedes ver un tema del foro antes de un registro. Si te unes no debes olvidar que debes estar activ@.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» "Inesperado"
Vie Mar 13, 2015 11:55 am por Sofi_Belieber

» ♥ ♪♫ Somos normales..​...o eso es lo que parece ♥ ♪♫ (niall horan y tu)
Lun Feb 23, 2015 8:20 am por Sam_Payne1D5H

» Maybe it's too late
Mar Feb 03, 2015 7:13 pm por ZoeBett

» Capitulo 4
Dom Feb 01, 2015 12:03 am por ZoeBett

» PROTOCOLO.
Lun Dic 29, 2014 5:12 am por Joana Sabbagh

» New girl on the road
Lun Dic 29, 2014 5:11 am por Joana Sabbagh

» Hola, chica Nueva por aqui
Jue Dic 18, 2014 11:42 am por ZoeBett

» ¡Mucho gusto a todos/as las/os miembros del foro!
Lun Oct 06, 2014 10:16 pm por Jiyuu99

» Hola soy nueva
Vie Ago 22, 2014 10:03 pm por Shelley.

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Vie Ago 08, 2014 12:32 am.

CULPA - HARRY STYLES - FANFICTION

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CULPA - HARRY STYLES - FANFICTION

Mensaje  patiru el Lun Sep 03, 2012 8:42 am

Taylor estaba contemplando su reflejo en el espejo de su habitación. Las ventanas de esta estaban abiertas dejando pasar una brisa bastante cálida para la época del año en la que estaban, era finales de Agosto y solo quedan un par de semanas para empezar la universidad. Taylor tenia la vista fijada en la proyección de su imagen en el cristal del espejo; parecía estar mirando la nada mas infinita. Estaba de pie frente al espejo, estirada como un soldado de la guardia real, con el gesto frió y duro como la piedra, sin emoción alguna. Sus largos cabellos rubios estaban moviéndose gracias a la brisa que entraba por la ventana, parecía que los rizos de esta estuviesen bailando una lenta danza. Vestía un vestido negro de media manga, bastante sencillo. La largura del vestido era por encima de la rodilla, sus piernas largas lucían desnudas, y en los pies llevaba unos zapatos de tacón negros como la mas oscura noche atados a sus delgados tobillos, como todo el mundo sabe el negro siempre ayuda a estilizar la figura, en el caso de Taylor no era necesario, siempre había sido una chica de complexión delgada, era bastante alta, lo que hacia que mas de una vez hubiese escuchado el comentario “Deberías de ser modelo” y no se equivocaban, Taylor era preciosa, alta, rubia delgada, con un rostro angelical a la vez que sensual, sus labios en forma de fresa normalmente lucían un labial rojo. Pero desde hace unas semanas parecía que aquella Taylor hubiese desaparecido, seguía siendo igual de hermosa pero su presencia se había mermado en las últimas semanas. En su rostro solo se reflejaba pena y angustia, las bolsas moradas debajo de los ojos eran muestra de esto, sus amigas le aconsejaban usar maquillaje, pero ni el mas poderoso maquillaje podía tapar la pena que sentía en esos momentos. Suspiró a modo “estoy lista” colocándose los mechones de pelo en su sitio, se puso una diadema para apartar el cabello de la cara y volvió a mirarse en el espejo por una ultima vez.
“Supongo que no esta mal para un funeral” dijo en voz alta mientras se dirigía a la cama a coger su bolso. Miró el reloj de la mesilla de noche. Las 10:03, el funeral era a las 11:30 asique necesitaba salir de casa ahora mismo. Bajó las escaleras con bastante cuidado debido a sus zapatos, su padre y su hermano le esperaban en el pasillo. Ambos vestidos un un traje negro y camisa blanca. Estaban muy elegantes aunque en el rostro no se apreciaba mas que dolor y sufrimiento, habían perdido a su mujer y a su madre respectivamente.
“Estas ya lista?” - le pregunto su padre colocándose la corbata en un intento fallido. “Cuando se supone que estas lista para ir al entierro de tu madre?” se dijo a si misma “Si, ya tengo todo. Aiden ven aquí” agarro a su hermano del brazo y se agacho frente a él para estar a la altura de sus ojos, le dio una media sonrisa y le coloco la corbata azul marina. No es justo que un niño de seis años pierda a su madre, no no lo era, y la odiaba a ella por haberse ido a si.

Taylor siempre había odiado los funerales, pero aun mas cuando sin quererlo te conviertes en la protagonista, antes de la ceremonia, ella, su hermano pequeño y su padre tuvieron que saludar a todo el mundo que se acerco para darle el ultimo adiós a Melinda Brighton. Todo el mundo parecía muy triste, algunos incluso mas que la propia familia, seguía sin entenderlo. La iglesia estaba repleta de gente, algunas de caras familiares y otras de gente que no había visto nunca, le daba igual, suponía que su madre había sido una buena persona si tanta gente sentía su perdida. La misa fue hermosa, Claudia la mejor amiga de su madre leyó un fragmento de uno de los poemas favoritos de su madre, cuando lo escucho Taylor no pudo evitar las ganas de llorar, y aunque se prometió a si misma que seria fuerte por su hermano y su padre, no pudo contenerse. Cuando John, su padre se dio cuenta, le agarro la mano con fuerza. Ella le sonrío mientras se secaba las lagrimas que corrían por su mejilla.

Taylor nunca había sido una mujer de fe, nunca creyó en un poder superior, en el hipotético caso de que existiese, ¿porque dejaría que todas esas cosas terribles pasasen a las buenas personas como su madre? No era justo, quizás era un sentimiento de egoísmo, pero no era nada justo. Al irse, su madre dejo a un marido devastado tras la perdida de su amada mujer, a un hijo de seis años recién cumplidos sin una madre que le leyese un cuento a la hora de acostarse y a una hija sin saber que hacer, como comportarse o como afrontar la situación. Taylor estaba perdida.

Siempre tuvo un plan, desde bien pequeña Taylor siempre se había planteado retos y objetivos, y no le importaba nada mas en el mundo que alcanzar y conseguir lo que siempre se había planteado, era una alumna excepcional de matricula de honor desde pequeña, su padre siempre le inculco el espíritu de líder, de ser la mejor y así lo había hecho siempre. Incluso consiguió entrar en Aston, la universidad de sus sueños, sueños que ahora carecían de sentido después de la perdida de su adorada madre. Melinda Brighton perdió la vida el 7 de Agosto en un accidente de trafico; un conductor borracho, que se dio a la fuga, arrebató la vida a su madre. Después de casi dos semanas de investigación el cuerpo de policía de Londres decidió cerrar el caso sin que nadie se hiciese responsable del fallecimiento de Melinda. Definitivamente no era justo.

“Taylor recuerda que debes hacer las maletas; en dos semanas empiezas la universidad” - Su padre puso fin al silencio mientras cenaban. Taylor miraba el planto, no tenia apetito, comía simplemente porque no quería morir de hambre. Cuando escucho a su padre las palabras “maletas” y “universidad” no pudo volver a la realidad por unos segundos - “¡¿Que?! Papa, ya te dije que me iba a tomar un año sabático, no quiero ir a Aston, al menos no este año. No os puedo dejar solos, no ahora” - “Entiendo tu preocupación, pero Aiden y yo estaremos bien. ¿Verdad colega?” - Le dio un ligero golpe a su hijo guiñándole un ojo, este le devolvió el gesto con una sonrisa en la boca - “Claro, papa”- respondió este metiéndose una cuchara a la boca - “Debes de irte T”-dijo mientras masticaba parte de la cena– “Ya bueno, pero yo no quiero irme. Quiero quedarme aquí con vosotros, por favor papa , no me obligues a irme a Birmingham, no puedo dejaros solos. Ya has..”- no se atrevió a terminar la frase. Desde que Melinda los dejo, no se hablaba del tema, era demasiado doloroso para todos. “Si, es cierto. He perdido a tu madre, pero que vayas a la universidad no significa que te vaya a perder a ti también.” - Se levanto de la mesa con su plato, colocandolo en la pila junto a los demás platos de días anteriores. “Escuchad bien los dos” - miro a sus hijos con ternura y amor, hacia días que no los miraba así - “Vuestra madre no esta, y no va a volver, todos sabemos eso, pero decidme una cosa ¿Creéis que vuestra madre os dejaría aparcar vuestras vidas porque no esta ella?”. “Seguramente se enfadaría mucho, me haría ella misma las maletas y me mandaría a la universidad sin darme cuenta” pensó Taylor aunque no se atrevió a decirlo.- “Mirad chicos, yo también echo de menos a vuestra madre, pero no debemos de estar triste, donde quiera que este, nos esta viendo, y ella se pondrá todavía mas triste aun. Y no queremos eso verdad? - “No” - Aiden susurro mirando a su padre - “Mama siempre estaba contenta, siempre estaba cantando aquella canción de los Beatles” - Los tres nos reímos a la vez, era verdad, su madre amaba la música y la poesía tanto como a su familia, incluso tocaba el piano, don que Taylor también tenía.- “Aiden tu volverás al colegio en un par de semanas, y volverás a jugar a esos video juegos y a hacer esos dibujos tan bonitos para que me lleve a la oficina” - continuo John recogiendo el resto de la mesa - “Yo volveré a la oficina, esos idiotas que tengo por empleados no sabrían manejarse sin mi” - rió. Hacia días que no lo hacia, y Taylor echaba de menos ese maravilloso sonido - “ Y tu cariño..”- se dirigió hacia su hija mayor acariciándole el pelo.-”Iras a la universidad, conocerás gente nueva y aprenderás millones de cosas...” - volvió a sentarse en la mesa, esta vez cogiendo a sus hijos por las manos, parecía que iban a rezar por momentos -”Y mientras todas esas cosas pasan.. echaremos de menos a vuestra madre. Pero no podemos dejar a un lado nuestras vidas como ella lo hizo. No es justo para nosotros. ¿Lo entendéis?” - Taylor y Aiden asintieron con la cabeza. Taylor se levanto y abrazo a su hermano y a su padre, intentando abarcar los dos cuerpos, casi con éxito. “Vale. Iré a la universidad, pero me tenéis que prometer que no prenderéis la casa, y que haréis la colada al menos dos veces por semana, por favor..” - Intentó bromear con ellos - “Trato echo” - comentó su padre besándola en la frente - “Ahora vete a tu cuarto y empieza a empaquetar las cosas. Y tu pequeño monstruo” - Miró a su hijo que aun seguía comiendo- “me vas a ayudar a limpiar todo esto.”

patiru

Mensajes : 1
Reputación : -2
Fecha de inscripción : 03/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

SIGUELAAA

Mensaje  NovelWriter el Jue Sep 06, 2012 8:37 pm

SIGUELA AHORAAA TE LO ORDENOOOO PORFAVOOOOOOR
P.D.: estas buscando personajes?

NovelWriter

Mensajes : 37
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 03/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.